Andando de cacería, el tigre atrapó a un zorro.

– A mí no me puedes comer – dijo el zorro -. El emperador del cielo me ha designado rey de todas las bestias y si me comes desobedecerás sus órdenes. Si no me crees, acompáñame y verás cómo todos huyen en cuanto me ven.

Así lo hizo el tigre y en cuando los otros animales los veían llegar salían despavoridos. Así pues el tigre creyó al zorro y lo soltó, sin darse cuenta que huían de él.

Puedes escuchar la fábula AQUÍ

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s