La buena economía

Un ricachón mentecato,

ahorrador empedernido,

por comprar jamón barato

lo llevó casi podrido.

Le produjo indigestión

y, entre botica y galeno,

gastó doble que en jamón…

por no comprar jamón bueno.

Y hoy afirma que fue un loco;

puesto que econnomizar

no es gastar mucho ni poco,

sino saberlo gastar.

Escucha el poema AQUÍ

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: