Selección de Aida Muñoz

Cuentos de Caperucita Roja

Caperucita Roja es uno de los cuentos más versionado por eso creo que todas estas versiones se merecen una entrada especial.

No está claro el origen de este cuento de hadas porque ha pasado de abuelos y abuelas a nietas y nietos a lo largo de toda Europa. Charles Perrault fue el primero en transcribirlo en el año 1697 y posteriormente lo harían los hermanos Grimm en 1812. Desde entonces han sido muchos los que han querido versionarlo, desde Walt Disney hasta Gianni Rodari.

Estos son los cuentos que me parecen más interesantes.

Caperucita Roja, Verde, Amarilla, Azul y Blanca

Escrito e ilustrado por Enrica Agostinelli y Bruno Munari.

Son cinco historias distintas que dependen del color de su protagonista. Caperucita Roja escarmentó aquella vez que se la comió el lobo, así que en otra ocasión le dejó con las ganas. A Caperucita Verde le acecha un lobo negro. Caperucita Amarilla es acechada por el lobo desde un coche  El lobo marino de Caperucita Azul tampoco consiguen nada frente a esas niñas espabiladas que cuentan con tan buenos amigos. Y el lobo de Caperucita Blanca tiene tantas dificultades para encontrarla.

Libro guante de Caperucita Roja

Este libro es guante que nos ayudará a dar vida a la historia de Caperucita. Cada dedo es un títere y un amigo para jugar en familia con las palabras.

Lo que no vio Caperucita Roja

Lo que no vio Caperucita Roja

Alguna vez te has preguntado si el cuento de Caperucita realmente fue así. En esta versión, Mar Ferrero nos hace pensar y nos muestra las distintas versiones que tienen los personajes del cuento. Podemos comprobar como cambia la historia dependiendo de quien nos la cuente.

Confundiendo historias

¿Alguna vez os a pasado que la persona que os estaba contando el cuento no se lo sabía? Eso de debió pasar a Gianni Rodari porque consiguió plasmarlo genial en este cuento.

Es muy divertido lleno de caperucitas de distintos colores, jirafas y situaciones locas.

Triangulita Roja

Triangulita Roja

Y si Caperucita Roja no fuera una niña sino un triángulo. Una divertida versión de Susana Izquierdo llena de formas geométricas.

Y tu ¿con cuál te quedas?

Deja una respuesta